17 de julio de 2022

Gadget limpia pinceles de BrushArt



La tarea de limpiar brochas suele ser ardua y últimamente no me sobra el tiempo (tener un bebé en casa hace que las necesidades propias pasen a un segundo plano) así que necesitaba un producto que me sirviera para una limpieza más "diaria". Entrecomillo diaria porque actualmente no me maquillo todos los días (por la misma razón que tengo menos tiempo que antes: mi bebé).

El caso es que andaba buscando un sistema, un producto o algún gadget para limpiar mis pinceles, cuando me tropecé con la alfombrilla limpiadora de brochas de BrushArt. La verdad es que no había visto nada parecido. Hasta ese momento estaba usando el típico limpiador "en seco" que tiene alcohol y a la vez desinfecta pero temía estropear mis pinceles y no me gustaba reutilizarlos justo después ya que aunque el alcohol se evapora rápido me daba miedo que quedara algún resto que pasara al producto en polvo.

Brush Art Alfombrilla esponja La alfombrilla limpiadora de brochas se presenta en un envase de plástico con tapa parecido al de unos polvos de maquillaje. En el interior viene una especie de esponja muy rugosa y aireada que se puede sacar del recipiente lo cual permite usarla por los dos lados.

Con ella se consigue realmente una limpieza en seco ya que al frotar el pincel con la alfombrilla, el pigmento adherido se desprende sin humedecerlo. Lo que ocurre es que el sistema solo funciona bien con los productos en polvo y no con todos los tipos de brochas.

Gadget para limpiar brochas Antes Gadget limpia pinceles después de usarlo

Me explico mejor y además gráficamente. Vamos a clasificar primero las brochas en dos grandes grupos: brochas que utilizo con productos en polvo y brochas que utilizo con productos fluidos.

Comencemos con los pinceles que utilizo para productos en polvo. Yo he probado con tres tipos diferentes siendo dos de ellas para ojos y una tercera para rostro: pincel de difuminar, pincel lengua de gato para sombras y brocha para polvos. La que más limpia queda tras usar la esponja de BrushArt es la lengua de gato y la razón es la firmeza de la misma. Cuanto más firmes son las cerdas del pincel en cuestión, mejor se limpia el pigmento de las mismas. La que peor se limpia es la de polvos que tiene las cerdas muy sueltas.
Y para muestra un botón. Si haces clic en las imágenes podrás verlas más grandes y por lo tanto más en detalle.

Cómo limpiar pinceles entre usosBrush art limpia pinceles
Izquierda: Pinceles sucios / Derecha: Pinceles tras limpiarlos con la alfombrilla

Si analizamos cómo estaban las brochas para productos líquidos vemos que hay un cambio en ambos ejemplos. La de delinear que uso con eyeliner en gel podría usarla con otro color porque ya no mancha aunque siga teniendo restos. La mofeta que uso para el maquillaje fluido está también mas limpia. En este caso, pese a haber usado las brochas con productos fluidos, han quedado ambas más limpias que la brocha de polvos y la razón es que las dos son bastante más firmes que la primera.

Brochas antes de limpiarlasResultado limpieza brochas
Izquierda: Pinceles sucios / Derecha: Pinceles tras limpiarlos con la alfombrilla

Conclusión: No sólo es importante con qué tipo de productos hemos usado los pinceles sino también la firmeza de los mismos.

Me parece que este producto de BrushArt es útil de cara a limpiar las brochas que estás usando para maquillarte en un momento dado. Imagina que estás maquillándote los ojos con tres colores muy diferentes y quieres usar el mismo pincel. Si no quieres que los tonos y acabados se entremezclen puedes limpiarlo de manera muy rápida y seguir maquillándote ipso facto ya que se tarda pocos segundos en limpiar los pinceles si son lo suficientemente firmes.

También me parece muy práctico para viajes en los que llevamos los pinceles justos aunque el contra es que no sirve para brochas de cerdas sueltas.

Sin embargo, no sirve para higienizar las brochas y por lo tanto no es tan útil con brochas de rostro como las de maquillaje fluido.

Reseña limpiador de BrushART

Este gadget se puede limpiar con agua y un limpiador para eliminar los restos de pigmento que quedan adheridos en él y volver a usarlo una y otra vez. No sé cuánto tiempo durará pero tiene pinta de que bastante.

Su precio es de 6,60€ y puedes encontrarlo en webs que venden la marca BrushArt como Notino.

Limpiador de brochas de Brush Art6